Crema Proteína de Soja Ampliar

Crema Proteína de Soja

Crema redensificadora. Tiene dos componentes  principales: La Proteína de Soja refuerza y nutre el tejido y redensifica la estructura interna de la piel reconstituyendo las fibras que sostienen los tejidos y el Ácido Hialurónico suaviza las arrugas gracias a su capacidad hidratante. El ácido hialurónico no hidrata por si mismo, sino que no permite que la piel se desprenda del agua, retiene el agua que de por sí tiene nuestra piel. Además reconsituye las fibras que sostienen los tejidos.
 
Su textura es parecida a la multivitaminas, incluso es un poco más acuosa, por lo que tiene una aplicación muy fácil y gustosa. 

Más detalles


Indicarme cuando esté disponible

quantity up quantity down

€ 40.00 IVA incluído

La soja contiene una gran variedad de fitoquímicos, y en concreto es rica en uno de ellos particularmente: tiene una alta concentración en isoflavonas.

Éstas además de poseer propiedades antiviricas, antifúngicas y bactericidas, actúan, sobre todo,  como potentes antioxidantes para la piel.

La utilización de la proteina de soja en cosmética, refuerza y nutre el tejido, redensificando la estructura interna de la epidermis.

Las isoflavonas de la soja tienen además la particularidad de que parecen actuar como una hormona propia de la mujer: el estrógeno. Además de estimular la líbido, como hormona sexual que es, los estrógenos, inducen fenómenos de proliferación celular sobre los órganos y afectan a multitud de sistemas orgánicos de nuestro cuerpo incluyendo nuestra piel.
Tienen un papel importantísimo en la formación del colágeno, uno de los principales componentes del tejido conectivo.

Cada grano de soja, la parte de la planta más usada en cosmética, tiene un 40% de proteínas y un 20% de lípidos ricos en ácidos grasos esenciales.
Vitaminas A, B, D, E y abundante fósforo, sodio, zinc y potasio completan su poderosa acción nutritiva, gracias a la cual, las isoflavonas de soja consiguen reforzar la cohesión celular de la piel y volverla más flexible.

Proteína de Soja: refuerza y nutre el tejido. Redensifica la estructura interna de la epidermis.

Ácido Hialurónico: principio activo que aumenta la capacidad de retener el agua propia de la piel. Es un poderoso hidratante que mejora las condiciones del sistema celular y ayuda a reducir arrugas gracias a su acción de relleno.

Extracto de Fitoplankton del ártico: extracto de organismos unicelulares, con capacidad de protección de la estructura interna del ADN. Rico en oligoelementos fundamentales para la reestructuración de la membrana celular.

Proteína de Trigo hidrolizada: hidrolizado protéico obtenido de semillas de trigo germinadas procedentes de cultivo ecológico. Formado por aminoácidos con altas concentraciones de prolina y ácido glutámico de efecto tensor.

Colágeno: asegura flexibilidad, elasticidad y tonicidad.

Alantoína: facilita la regeneración celular. Glicerina: hidratante activo y humectante de origen vegetal. Vitamina A: mantenimiento de las células epiteliales. Su déficit provoca sequedad y queratinización del tejido.

Vitamina E: antioxidante biológico.

Crema  de uso diario. Para todo tipo de pieles pero especialmente para las maduras.

Gracias a su ligera textura, es de fácil  absorción y agradable utilización.

Aplicar por la mañana y/o noche mediante un ligero masaje.

Si el grado de deshidratción de la piel es muy elevado puedes añadir unas gotas de Aceite Puro de Rosa Mosqueta. Además de multiplicar su acción, este aceite actúa como vehiculizante de sus principios activos.